Savia Comunicación

SAVIA es un equipo que sabe trabajar con otros equipos.
Venimos de la comunicación social, del periodismo y la agroindustria.
Nos apasiona nuestro trabajo y la forma en que lo encaramos.
Hacemos comunicación con sentido e inteligencia.
Y a medida que comunicar marcas se vuelve más complejo, creemos que nuestro estilo aumenta su valor. Combinamos la experiencia y la creatividad en un grupo de profesionales versátiles que da resultados y pone el corazón.
  • Estrategias de comunicación corporativa tick
  • Comunicación interna tick
  • Relacionamiento con los medios tick
  • Campañas de prensa tick
  • Creación de historias que dan contenido a las marcas y llegan a la gente tick
  • Producción y redacción periodística tick
  • Comunicación de congresos y jornadas tick
  • Redes sociales tick
  • Publicaciones institucionales tick
  • Houseorgans tick
  • Brochures tick
  • Contenidos digitales tick
  • Estrategias mobile tick
  • Producciones audiovisuales tick
  • Producciones editoriales tick
24
mayo
2024
CLAAS Testimonial

Es fanático de las cosechadoras y dice conocer “la psicología de las máquinas”

Un productor y contratista cordobés cuenta cómo es su relación con los fierros, la tecnología y la mística del campo.

Cristian Andrada tiene 51 años, mucha experiencia y pasión por el agro. Nació en el campo y desde muy joven trabaja ahí, en la zona de Villa Ascasubi, en el centro-sur cordobés. Contratista y agricultor, produce en 600 hectáreas alquiladas donde cultiva soja y maíz. “Ahí trabajamos con nuestras propias máquinas y, como contratista, también hacemos cosecha, siembra y fumigación en otros campos. En total, debemos cubrir entre 3.500 y 4.000 hectáreas”, calcula.

Para ello cuenta con dos cosechadoras CLAAS de su propiedad -una LEXION 780 y una TUCANO 570- y está a cargo de dos cosechadoras LEXION 8800 de Agropecuaria Petitti, una empresa con campos en Río Tercero (Córdoba) y Quimilí (Santiago del Estero).

A la hora de hablar de las máquinas, este contratista y productor no oculta sus preferencias. “Desde que arrancamos con CLAAS siempre nos gustó la marca y uno empieza a hacerse fanático”, confiesa. ¿Los motivos? “Son máquinas que andan muy bien donde las pongas, con verde o menos verde, no te fallan y son de bajo consumo”, pondera.

¿Pero cuándo empezó esta pasión? “En 1999, todavía era chico y manejaba todo mi papá. Él conoció CLAAS por un folleto y le llamó mucho la atención una MEGA 218. Jamás la había visto, pero decidió comprar esa cosechadora; creo que fue una intuición. CLAAS le dio una buena financiación y así empezamos con la marca. Mi papá se jugó la vida”, bromea. Desde ese momento, hace 25 años, los Andrada decidieron dedicarse a los servicios de cosecha.

“Y el verde de CLAAS te conquista, empezás a pintar la tolva, la casilla y hasta el galpón del color de la marca. Así te vas haciendo fanático; te gusta porque conocés al mecánico, al vendedor y a la máquina en sí; cómo es su personalidad, lo que tiene y no tiene. Es como una persona que conocés de hace mucho tiempo, la psicología de la máquina es lo mismo”, dice.

Para Andrada, el campo es una pasión que traspasa generaciones. Él la heredó de su padre y ahora la transmite a su hijo. “A él le gustan demasiado los fierros, es como yo. Siempre tuve el acompañamiento de mi familia. Las tareas en el campo son muchas y hay que estar constantemente atento a todos los frentes. Yo estoy en Quimilí atendiendo las máquinas de Agropecuaria Pettiti; mi hijo está cosechando en el norte de Córdoba con nuestra LEXION; la TUCANO está ahora en el galpón, y mi señora está con la niña en el campo… Estamos todos involucrados en esto”, enfatiza. En la actualidad, además de padre e hijo, en la empresa de los Andrada, trabajan tres empleados fijos y uno que se suma en época de cosecha.

Desde que Cristian es usuario de CLAAS ha comprobado por sí mismo la evolución de los nuevos modelos en cuanto a volumen de trilla. “Cada versión nueva viene con una mejora importante. La evolución es siempre continua y notoria; de la LEXION 780 a la LEXION 8800 hay mucha diferencia. Y eso lo notás en el rendimiento. Año a año hay un salto tecnológico notorio no sólo en cuanto a motor, sino a la  tecnología, a los platos variables, etcétera”, resume.

Otro aspecto que destaca de las cosechadoras CLAAS es su eficiencia en el consumo de combustible. “Es raro que supere los 8 o 9 litros por hectárea. Yo escucho a usuarios de otras cosechadoras lo que gastan en combustible y creo que, con la plata que ahorramos en gas oil con la CLAAS podemos hacer funcionar además el tractor de la tolva y la camioneta. Eso ayuda mucho, más en este país”, remarca. Además, valora  la cercanía con los técnicos. “Cuando compramos con mi papá la MEGA 218, los chicos venían de Sunchales a mi casa, y estaban a 400 kilómetros, a cinco horas de mi casa. Hoy en día todo está más cerca, pero la predisposición de los mecánicos sigue siendo excelente y el servicio técnico el mejor. Y cuando tenés un problema, esos mecánicos valen oro porque se juegan la vida para que tengas la máquina en condiciones de salir a trabajar”, pondera.

Andrada tiene en claro que los tiempos han cambiando y que la agricultura no es la misma que en la década del ‘90, cuando era joven. Sabe que la tecnología digital ha llegado para revolucionar el agro y busca adaptarse a la nueva era pero sin perder la mística que lo llevó a superar todo tipo de desafíos. “Yo manejo la tecnología al 50%”, admite “pero los empleados que trabajan conmigo son chicos jóvenes que la tienen muy clara, les gusta y la entienden rápido. Entonces, todo lo que es tecnología lo manejan ellos y todo lo que es mecánico lo manejo yo. Después me explican un poco y también aprendo”, comenta.

El secreto está en que una generación complemente a la otra, porque experiencia e innovación no son conceptos excluyentes. “El año pasado teníamos que cosechar un maíz húmedo y uno de los chicos creía que la máquina no iba a poder entrar. Pero yo le dije que la CLAAS iba a andar bien. ‘Vos mañana agarrala y hace así, de esta manera’, le dije. Y la CLAAS anduvo. Son muchos años de conocer estas  máquinas, de entenderlas, de saber lo que sí y lo que no”, subraya. Algo así como un psicólogo de máquinas. 

Sobre CLAAS

CLAAS (www.claas-group.com) es una empresa familiar fundada en 1913, una de las principales fabricantes mundiales de maquinaria agrícola. La compañía, con sede en Harsewinkel (Alemania) es líder mundial en el mercado de picadoras de forraje. CLAAS también domina el mercado europeo en el segmento de las cosechadoras. A su vez, ocupa los primeros lugares en tecnología agrícola mundial con sus tractores, empacadoras agrícolas y máquinas recolectoras de forrajes. La tecnología de la información agrícola de vanguardia también forma parte de su gama de productos. CLAAS emplea a más de 12.000 personas en todo el mundo y en 2023 generó una facturación de 6.100 millones de euros.

22
mayo
2024
UPL Argentina UPL en Maizar 2024

Cinco temas que definen el partido de las malezas en maíz

El clima y la chicharrita suman nuevas variables a la hora de decidir el manejo del cultivo. Pablo Angeletti, el gerente de herbicidas de UPL Corp Argentina, responde a los grandes interrogantes que tienen en la cabeza los productores esta campaña.

¿Cuáles son las malezas que más impactan en el cultivo de maíz? “Amaranthus, eleusine, digitaria y echinochloa son las cuatro malezas de verano que le dan dolor de cabeza a los productores que apuestan a la siembra de maíz”, comienza Pablo Angeletti, el gerente de herbicidas de UPL Corp Argentina, a la hora de hacer un repaso por los desafíos que presenta el cultivo en el marco del congreso MAIZAR 2024.

El dato no se hace esperar: una planta aislada de amaranthus produce unas 100.000 semillas. El 60% puede llegar dar una nueva planta al año siguiente. En el caso de una gramínea como eleusine, el número de semillas está entre 5.000 y 14.000, de las cuales el 90% puede llegar a prosperar. “El poder de descendencia de las malezas es muy alto. Por eso el productor se preocupa para que no ocurran escapes, consciente de lo que puede generar el año siguiente”, dice. Lo desafiante es que no hay un único manejo que logre un 100% de control . Acá es donde el manejo integrado, rotación de activos y momentos cobra importancia.

Entonces ¿qué estrategias implementar para bajar el banco de semillas año tras año, cultivo tras cultivo, teniendo en cuenta las condiciones climáticas y el tipo de suelo? ¿Qué herramienta química usar para que cubra esos 40 a 50 días iniciales del maíz? ¿Y después? ¿Qué hacer para que el maíz esté en activo crecimiento y supere las situaciones de estrés? “Ahí es donde entra el manejo integral al que se suman la rotación de cultivos, los cultivos de cobertura, el manejo de fechas de siembra y densidades, y el aporte de los productos biológicos antiestrés para mantener al maíz en óptimas condiciones para ejercer la competencia”, enumera Angeletti.

“El productor sabe que no sólo tiene que llegar a la siembra de maíz libre de malezas para acumular agua. También que a partir de ahí, por competencia de luz, nutrientes y agua, debe mantener limpio el lote por 40 o 50 días, hasta que el cultivo alcance su mayor desarrollo. El productor tiene que elegir una combinación de moléculas que funcionen sobre estas malezas, que le den una persistencia de 50 días y que, justamente, estas malezas no sean resistentes al herbicida que va a utilizar”, relata el técnico. Resumiendo: primero, llegar libre de malezas a la siembra -porque si siembra con malezas de un tamaño considerable, va a costar mucho controlarlas con post emergentes-. Segundo: debe mantenerlo libre durante esos 40 a 50 días hasta que el maíz empiece a adquirir la habilidad competitiva que hace que le termine ganando a las malezas.

¿Cómo lo logra? “El productor tiene que combinar pre emergentes con post emergentes rotando sitios de acción, considerando la compatibilidad, el funcionamiento de tipos de suelo, pensando en el carry over que puede tener en el cultivo siguiente y todo esto cuidando el costo, para que el margen bruto le dé positivo”, dice el gerente de herbicidas de UPL Corp Argentina.

¿Y en qué medida influyen las condiciones de la próxima campaña? Cuando el productor pasa de un maíz temprano a uno tardío, básicamente lo que busca es estabilidad, porque en los últimos años el período crítico del maíz coincide con veranos muy secos, lo que impacta en gran medida en la producción de maíz. Entonces, atrasando la fecha de siembra, sembrándolo en diciembre, con floraciones en febrero o marzo, el maíz rinde mucho mejor y logra rendimientos estables todos los años. “Este año arranca muy bien de agua y ante la aparición de la Chicharrita del maíz, el productor está esperando que sea un invierno muy frío para bajar el umbral de este insecto, que es el vector de la enfermedad Spiroplasma kunkelii. Para escapar de este problema se está pensando en siembras tempranas. Hasta que la población de la Chicharrita prospere con el calor, uno ya se adelantó con la fecha de siembra y la floración y producción del grano, entonces tiene menor impacto”, explica Angeletti.

¿Por qué el cambio en las fechas de siembra del maíz le modifica la película al productor? “Cuando se hace maíz temprano, éste se siembra junto al nacimiento de las malezas. En este caso, uno pone el herbicida ahí y el cultivo de maíz va creciendo con el efecto de la herbicida protegiéndolo de las malezas. Ahora, con el maíz tardío, que se siembra en diciembre, el productor debe mantener limpio el lote desde septiembre que empiezan a nacer las malezas hasta diciembre, cuando se da el pico de nacimientos de todas las malezas. Para eso opta por dos caminos. Uno es es el de los cultivos coberturas, que en algunas zonas por restricción hídrica o tipo de suelo no se pueden hacer. El otro camino es el manejo de herbicidas. Muchas veces el productor opta por invertir “la bala de plata” y poner productos con mayor residualidad en ese período de septiembre, octubre, noviembre, para que el lote llegue limpio a la siembra del maíz”, relata el especialista.

¿Qué herramientas recomienda UPL Corp? En este contexto, WINGER® -el piroxasulfone de UPL- es un pilar en el manejo de las malezas resistentes. Angeletti argumenta que “viene a aportar persistencia de control para esas malezas difíciles como eleusine, amaranthus, digitaria, echinocloa. Es uno de los productos más eficaces que hay en el mercado, que aplicado en preemergencia del maíz y la maleza, en mezcla o en combinación con DINAMIC® aporta el mejor espectro de control de malezas, con muy buena persistencia, protegiendo 40 a 50 días el cultivo de maíz. Los dos productos se complementan bien, son diferentes en cuanto a solubilidad, entonces frente a años secos o muy húmedos trabaja mejor uno que otro.

Repasando, de cara a la nueva campaña, Angeletti destaca que el productor debe recurrir a la trazabilidad del lote -qué malezas tiene, qué escapes, qué presión-. En función de eso, y con algunos datos de clima y suelo, va a saber qué tipo de herbicidas le conviene usar si hace siembras tempranas: por ahí herbicidas residuales con buena persistencia en el suelo -aprovechando que va a haber humedad en el mes de septiembre-, también va a tener que pensar en la rotación de cultivo que tenga el año siguiente para no tener problema de carry over – pensando en que va a haber un verano muy seco-.

Acerca de UPL Corp

UPL Corporation Ltd. (UPL Corp) es una empresa líder mundial en soluciones de protección de cultivos y biológicas que define el futuro a través de la agricultura sostenible y una mentalidad orientada al productor agrícola. Con un sólido portafolio de soluciones integrales, UPL Corp tiene como objetivo crear un crecimiento y prosperidad compartidos para las comunidades agrícolas, la agricultura y nuestro planeta. Como la plataforma principal de UPL Group, UPL Corp contribuye con más de $5 mil millones en ingresos anuales y es líder en fomentar la colaboración a través de OpenAg® para desarrollar tecnologías avanzadas para la salud y productividad de los cultivos.

09
mayo
2024
Nidera A Todo Trigo

La campaña fina desde la perspectiva del trigo más sembrado

En 15 días comienza la siembra. ¿Qué herramientas tienen los productores para tomar decisiones? En el marco de A Todo Trigo 2024, Javier “Chiqui” Latorre, de Nidera Semillas, anuncia las novedades y opina con voz autorizada.

Por tercer año consecutivo, en 2023 el trigo más sembrado en el país fue Baguette 620. Y en los multiplicadores ya está disponible el nuevo ganador de ciclo intermedio: 610 Baguette, que estará en mano de los productores en 2025. Si bien éste no es el único lanzamiento de Nidera Semillas para la campaña que viene, ¿qué lo hace el trigo más elegido? ¿Cuál es la lógica de la nueva campaña que arranca en 15 días? 

Javier “Chiqui” Latorre es gerente regional de desarrollo de producto de Nidera Semillas y un histórico referente en el cultivo. Además de presentar las novedades de la marca -las variedades 610 Baguette y 460 Baguette, un ciclo corto grupo 1 de calidad que también comienza a multiplicarse este año- el técnico comparte sus impresiones sobre la campaña que viene.

“El trigo está más vivo que nunca y nosotros, desde Nidera, estamos como siempre a full con él, aportando toda la fuerza de nuestra genética y conocimiento”, dice Latorre y aclara que la marca cuenta con variedades para todas las zonas y necesidades. “Hoy los productores miran la campaña de trigo con un semáforo amarillo virando a verde. La mejora de los precios y la baja en el costo de los insumos mejoran sustancialmente la ecuación para el cereal. Y el congreso A Todo Trigo aporta un escenario aclaratorio para la toma de decisiones en base a información”, opina el técnico.

“En trigo hay una relación directa entre el agua útil a la siembra y la proyección de rinde final. Desde el punto de vista técnico, está todo para que haya una buena campaña. El atraso en la cosecha de soja como antecesor es algo a considerar. Pero, a diferencia de otros cultivos, el trigo tiene una ventana de siembra amplia, dependiendo la zona, claro está”, analiza Latorre y aclara que en el sur de Buenos Aires la campaña se lanza el 25 de mayo y termina casi en agosto. “Lo que sí tiene que hacer el productor es planificar qué variedad va a sembrar, porque no es lo mismo un grupo 8 temprano que tardío. Es importante ir acortando la variedad a medida avanza el año. Y en este esquema el Baguette 620 aporta toda la flexibilidad. Es una variedad multizona que permite “jugar” con las fechas de siembra”, acota.

Según el SISA (Sistema de Información Simplificado Agrícola), el sistema oficial que refleja los datos declarados por los productores, en la campaña 2023/24, el 55,87% de las hectáreas de trigo fueron sembradas con ciclos intermedios, el 25,7% con ciclos largos y el 18,43% con ciclos cortos. Por tercer año consecutivo, la variedad más sembrada del país fue Baguette 620, con el 17,6% del total país. El 39% de la superficie sembrada con ciclos intermedios corresponde a esta variedad. Entre los ciclos largos, el 36,9% del área está sembrada con variedades como Baguette 820, 750 y 802.

“El Baguette 620 requiere frío y el 610 Baguette -el lanzamiento que viene a superarlo- es más fotoperiódico. Esto significa que si vos lo sembrás y después no viene un invierno muy vernalizador o viene un invierno muy frío, él siempre respeta sus días a antesis, a floración, y en general el productor no tiene problemas de riesgo con heladas o con un golpe de calor a fin de ciclo. Es una variedad muy estable y no depende tanto de la sumatoria de frío, que a veces le pasa factura al cultivo”, detalla Latorre.

El Baguette 610 -un ciclo intermedio y grupo 2 de calidad de muchísimo rinde, que se puede sembrar desde el sur de la provincia de Buenos Aires hasta Entre Ríos, sur de Santa Fe y Córdoba-, se suma a otro lanzamiento para esta campaña: el 460 Baguette, la nueva alternativa  en ciclo corto con grupo de calidad 1 que viene a superar al Baguette 450. Ambos, junto al Baguette 525, otro ciclo corto lanzado la campaña pasada, están disponibles bajo el sistema de comercialización Sembrá Evolución.

Entre las novedades, el portafolio de Nidera Semillas cuenta también con un ciclo largo como Baguette 820, lanzado en 2022, un ciclo intermedio largo como Baguette 750, un corto de excelente sanidad y destacado comportamiento en todas las zonas como Baguette 525 y otras variedades que con más tiempo en el mercado continúan siendo muy sembradas, como el Baguette 802 y el Baguette 550.

“Hoy el productor que encara una campaña no la encara a medias. Tal vez prefiere achicar superficie pero haciendo las cosas bien. Y en esto de hacer las cosas bien son clave tres cosas: elegir adecuadamente la variedad y la nutrición y poner especial cuidado al tema sanitario. Para todo esto, nuestra RED-IN cuenta con un enorme bagaje de información que permite tomar decisiones basadas en datos estadísticos que en definitiva aportan rendimiento”, concluye Latorre.

09
mayo
2024
UPL Argentina A Todo Trigo

UPL presentó su plan para cultivos de invierno en A Todo Trigo 2024

¿Cuánto aporta la tecnología de insumos en la conformación del rinde? ¿Por qué crece la combinación de soluciones químicas y biológicas? ¿Inversión de riesgo o aporte seguro?

En A Todo Trigo 2024, UPL Corp Argentina presentó su plan para cultivos de invierno, un portafolio de 12 soluciones que van de la siembra a la poscosecha combinando tecnologías químicas y biológicas que apuntan a sumar y cuidar los kilos ganados en el proceso.

En la última campaña, el rendimiento promedio nacional se ubicó en 28,4 quintales de trigo por hectárea. Pero también muchas zonas se acercaron a los 100 quintales. ¿Qué pasó en el medio? Ambiente y manejo. ¿Cuál es la brecha de rinde que responde a la toma de buenas decisiones? “Algunas fuentes hablan de un 30%”, sostiene Diego Contreras, gerente de producto de UPL Corp Argentina, mientras se dispone a un recorrido por algunas de las soluciones más destacadas.

En A Todo Trigo, UPL Corp hizo hincapié en el reciente lanzamiento del herbicida WINGER® para el manejo de malezas difíciles. Es el piroxasulfone de UPL, el preemergente más eficaz por su persistencia y espectro de control sobre gramíneas anuales y malezas de hoja ancha. Es el pilar de los programas para el manejo de malezas resistentes como raigrás.

¿Y cuáles son los momentos clave del plan que van definiendo el campeonato del rinde? “En primer lugar, la siembra. Es donde se comienza a gestar la estructura del cultivo. Hay muchas decisiones que tomar en este momento, la mayoría de las cuales permite que en etapas posteriores se pueda contar con una óptima cantidad de espigas por metro cuadrado”, expresa Contreras. Y agrega que, además del agua y los nutrientes, la sanidad de la semilla define el arranque.

Las semillas son un buen medio de sobrevivencia de los patógenos y pueden llegar a ser un vehículo de inóculo inicial. Su tratamiento es un paso trascendental, más aún en campañas como éstas donde la siembra se realiza en condiciones predisponentes para la aparición de enfermedades debido a la abundante humedad y altas temperaturas.

En este contexto, RANCONA TRÍO® aporta una diferencia. “Es un fungicida de alto nivel de control y excelente relación costo/beneficio. Asegura una buena implantación cuidando el recurso semilla, disminuyendo la presión de hongos y cuidando los márgenes”, detalla el gerente.

RANCONA TRÍO® es una solución Premium, con tres modos de acción diferentes que le dan un espectro de control muy amplio sobre las principales enfermedades de suelo y semilla, como Fusarium spp., Alternaria spp y Drechlera spp, entre otros en trigo y además carbones en cebada. El producto aporta un gran control durante las primeras semanas del cultivo y es una excelente herramienta para el manejo del ciclo completo, ya que permite que el cereal avance con una menor carga de hongos y se lo pueda combinar luego con el fungicida foliar. Ensayos realizados con esta tecnología permiten hablar de un 10% de rendimiento adicional versus testigos sin fungicida.

Pero la evolución en los tratamientos de semillas también incluye la incorporación cada vez mayor de soluciones biológicas. Es el caso de BIOZYME TF®, un bioestimulante que aplicado a la semilla, y en combinación con el fungicida, incentiva el proceso metabólico de la planta y la cubre de condiciones desfavorables como suelos fríos, siembras tempranas o lotes encostrados. “Es un producto que con apenas 20 kilos de trigo por hectárea de inversión aporta una respuesta de 350 – 400 kilos de rinde por hectárea”, detalla Contreras.

Otra solución biológica que viene a sumar para que en los buenos ambientes explote el rendimiento es WAVE®, “una bacteria, un promotor biológico, que promueve el desarrollo  del cultivo, define el técnico y explica que impulsa el enraizamiento y permite mejorar la absorción de nutrientes. Los ensayos hablan de aportes en torno al 6% de rendimiento.

La sanidad foliar de los cereales de invierno es, sin duda, el punto más crítico. Acá UPL Corp cuenta con GOLDLEAF®, un fungicida triple mezcla con una molécula multisitio que hace que el producto ataque al hongo en 8 puntos distintos. “Está demostrado que GOLDLEAF® tiene un gran nivel de control evitando la generación de resistencias al permitir una menor dependencia de las moléculas tradicionales”, sostiene Contreras.

En esta etapa, donde lo que se juega son las espigas por planta o los granos por metro cuadrado, aparece BIOTRÓN PLUS®, una solución biológica  para aplicación foliar que recupera al cultivo en situaciones de estrés. El ataque de hongos le genera un estrés a la planta, lo mismo que el fungicida, y con BIOTRÓN PLUS® se recupera más rápido y destina sus recursos a estructuras reproductivas a grano, a rendimiento y no a desintoxicarse. Usado en dosis de 1,5 litros por hectárea, aporta unos 450 kilos por hectárea aplicado en Z32.

Acerca de UPL Corp

UPL Corporation Ltd. (UPL Corp) es una empresa líder mundial en soluciones de protección de cultivos y biológicas que define el futuro a través de la agricultura sostenible y una mentalidad orientada al productor agrícola. Con un sólido portafolio de soluciones integrales, UPL Corp tiene como objetivo crear un crecimiento y prosperidad compartidos para las comunidades agrícolas, la agricultura y nuestro planeta. Como la plataforma principal de UPL Group, UPL Corp contribuye con más de $5 mil millones en ingresos anuales y es líder en fomentar la colaboración a través de OpenAg® para desarrollar tecnologías avanzadas para la salud y productividad de los cultivos.

Savia


Nuñez 4446 (1430)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina
+54 11 4545 7734

Joka!